jueves, 26 de mayo de 2016

Eduardo Chillida Belzunce, nuevo expositor en Tendencia Avenue

Los Cabos por varios años ha realizado un esfuerzo propio por apoyar el desarrollo del arte en exposiciones permanentes como el Distrito del Arte en San José del Cabo o Tendencia Avenue en Cabo San Lucas.

En esta 8va exposición la obra de Eduardo Chillida Belzuncengalanará los pasillos de Luxury Avenue Los Cabos del 8 de Julio al 7 de Septiembre en una exhibición abierta al público. Uniéndose con San Sebastián, España en la celebración de su nombramiento como Capital Europea de la Cultura 2016, siendo el artista originario de esta bella ciudad. Tendencia Avenue a través de Ramón Ojeda Mestre y Yandi Monardo han logrado el enlace para que todo esto sea posible.

Para Eduardo Chillida su verdadera maestra ha sido la luz, es su guía para pintar o esculpir. Afirma que siempre ha pintado lo que le sale de las “tripas”: paredes reales, muros surgidos de su imaginación, ventanas, su estudio, puertas y San Sebastián.
Dichos elementos pueden apreciarse en varias de las 26 obras que forman parte de la exposición “Diálogos entre luz y materia”, que alberga el lobby del hotel Presidente InterContinental, en la Ciudad de México hasta junio 14, 2016.

Ésta es la segunda muestra que el hijo menor del fallecido escultor Eduardo Chillida Juantegui, exhibe en México. La primera fue hace seis años en la Fundación Sebastián, en el marco de los festejos del Bicentenario de la Independencia de México.


En los lienzos que ahora exhibe pueden apreciarse diferentes ángulos de la bahía de La Concha, ubicada frente a la ciudad de San Sebastián, un paisaje que le fascina pintar.
“Intento poner en mis cuadros lo que yo quiero, en algunos casos pinto lo que veo, pero en otros, si veo una casa que no me gusta, la quito, y sigo con mi cuadro, con el paisaje como si no hubiera casa”, Eduardo Chillida Belzunce.

La exposición, bajo la curaduría de Susana Álvarez San Martín, su esposa, incluye pinturas inéditas como el lienzo que la madre de Chillida Belzunce tuvo hasta su muerte o un cuadro que él tenía en su casa, en el que aparece un armario.
“La mayor parte de las pinturas las hice hace cuatro años. Hay una que estaba en la casa de mi madre. Cuando la hice me la quiso comprar y le dije que no se la vendía porque algún día regresaría a mí, y el verano pasado cuando falleció ella, sucedió. Otro cuadro que nunca se había expuesto es el de un armario que teníamos en nuestro cuarto”, detalla el artista, quien hace 30 años tuvo un accidente en moto que le paralizó medio cuerpo y estuvo a punto de morir.

A partir de este accidente pinta con la mano izquierda, pues la derecha la tiene inmóvil. Pero nunca ha dejado de crear sus lienzos y esculturas, sigue trabajando con ahínco.
Diálogos entre luz y materia, que se exhibe hasta el próximo 14 de junio, también incluye siete pequeñas esculturas de bronce en las que predominan figuras de manos como Compañeras II y Esfuerzo.

En España el pintor engalana una muestra en el Centro Kultural Tabakalera, en el marco de la designación a San Sebastián como Capital Europea de la Cultura 2016. Se trata del cuadro 260 por 590 centímetros, que ofrece una panorámica de esta metrópoli.



Eduardo Chillida Belzunce, realizó a los cuatro años su primera escultura, la cual su padre conservaba en un lugar especial de su estudio.

“El blanco no me dice casi nada por eso cuando pinto un cuadro primero lo relleno de color rojo, azul, ocre, amarillo, de todos los colores, luego empiezo a dibujar encima, acabo el dibujo y suele estar precioso. Posteriormente, empiezo a pintar alguna puerta, un espejo que da hacia afuera, cualquier cosa, no lo pinto todo, sino que dejo debajo los colores, es de mucha ayuda pintar así, quedan muchísimo más ricos los cuadros”, comenta.

Nunca ha seguido la obra de su padre “un tipo fuera de serie”, sino que, a él como persona, y hasta la fecha, aunque él falleció siempre recuerda este consejo cuando está desesperado por no poder terminar alguna pintura:

“Tú lo que tienes que hacer es trabajar. Trabaja, sigue pintando y nunca te lo creas, yo no creo casi nada, pero comparto el amarillo, el azul y el viento’, con esa frase y una sonrisa grandísima me lo dijo todo”.

¡Estamos emocionados de recibir en Tendencia Avenue a este gran artista!